"Dulce"

Das demasiado a gente que no daría ni un segundo de su vida por ti. Y lo sabes.
No lo ocultas, por que no eres de esas que vuelven la cara, esconden las lágrimas y gritan en silencio. Tú dejas que corra el agua, aprietas los puños, sueltas el miedo y sigues. 
Tú te pones de frente y aceptas el daño con todas sus consecuencias. 
Y cuanto daño te han hecho. 

Un día de estos lo dejarás todo y cambiarás el rumbo, a ver si así hay más suerte y frenas esos destrozos que te están matando. 
Por que lo sabes. 
Sabes perfectamente que llegará un momento en el que todo explote. 
Y temes ese momento.

Luchas, pero dentro sigue lloviendo. Te sigues mojando, llorando y gritando a pleno pulmón que necesitas a alguien que te salve de ti misma. Por que tú no te soportas.

Continúas haciendo como que nadie ha pasado. A estas alturas sabemos que las cosas no pasan. Pasa la vida, la gente y punto.

Escucha atentamente una vez más. ¿Oyes eso? Es tu corazón pequeña, el que se está descosiendo. Otra vez. Asique para, inspira, abre los ojos y sigue.
Declina todas las ofertas, por que ni la persona más dulce puede hacerte bien.
Ni siquiera tú misma.

Comentarios

Poesía entrópica