Más de un delito.

Si me detienen, que sea por más de un delito cometido.
Que me pongan en el papel de "pecados" todas las sonrisas que he roto, todas las lágrimas que he ocasionado y todos los sueños que no he dejado que se cumplan.
Que pongan también todas las palabras que he escrito en las mesas del instituto, en las paredes de ciertos lugares, o en los bancos de algunos parques.
Que me detengan y me arresten.
Si total, ya multan a los vándalos que pintan verdaderas obras de arte en la pared, a los que se manifiestan por exigir sus derechos y a los que se enfrentan a la sociedad con sus manos como única arma.
Que me metan en la cárcel por enamorarme si así se quedan satisfechos.
Pero yo seguiré sintiendo lo mismo y eso, nadie lo puede evitar.
A veces, ni siquiera yo.

Comentarios

Poesía entrópica