Muertos de hambre.



¿Por qué no poner el mismo empeño en la creatividad que en la afabetización?

En estos tiempos que vivimos, más que nunca necesitamos la belleza, el arte. 
Ahora que cada vez estamos más deshumanizados, que la economía asfixia, que el tiempo se cuenta por las horas de oficina, que es más fácil enviar un mensaje que mirarnos a los ojos... 

Ahora, son imprescindibles esos muertos de hambre. 

Comentarios

Poesía entrópica