Podemos seguir jugando.

Podemos seguir jugando, si quieres.
Yo seguiré haciéndome la tonta, e intentando evitar la sonrisa que se me pone en la cara cada vez que hablan de ti.
Tú puedes seguir haciendo como que aún no he aparecido en tu vida del todo y que nos sigue faltando algo.

Podemos seguir haciendo como si nada de esto hubiese pasado.
Como si yo siguiese siendo la misma.
Como si tú no cumplieses un año más.

Podemos seguir jugando con unas reglas tan estúpida como la vida misma.
Podemos seguir fingiendo que no pasa nada, que no queremos nada, que no soñamos con nada.

Puedo seguir haciendo como que no te pienso, y dejarlo todo tal y como está.
Puedo hacer como que no has aparecido en mi vida, que no quiero volver a sentir.
Puedo seguir negando lo evidente.

Puedo, otra cosa es que quiera.


Comentarios

Poesía entrópica