.

Y aquí me tienes, escribiendo una carta de amor que nunca sabré escribir, porque para escribir una carta de amor hay que ser poeta y haber muerto de amor, o asesina y haber matado por amor, o Sábato que hizo las dos cosas y escribió algo siniestramente bello como el amor. 

Comentarios

Poesía entrópica