Me ahogo, me hundo y me pierdo.

Llevo gritando desde las cinco de la mañana, llevo llorando por dentro más de tres días y la angustia que tengo en el pecho está desde ayer por la noche dando por culo.
Estoy desesperada.
Tengo que robarle poemas a otros escritores, tengo que escuchar y leer poesía para llenar mi falta de literatura y para cubrir el cupo de versos que forman parte de mi vida.
Me pierdo cada noche y me busco cada mañana. Pero sin éxito. Sin encontrarme ni encontrarte.
Me  ahogo, me hundo y me pierdo.

Todo, por un beso tuyo.


Comentarios

Publicar un comentario

Poesía entrópica