.



Otros fuegos arden la vida con tantas ganas que no se puede mirar sin parpadear, y quien se acerca, se enciende. 

Comentarios

Poesía entrópica