Pide un deseo.

Cogió una pestaña que tenía en la mejilla y me dijo "pide un deseo".
Después de meses sin creer en el amor ni en la magia cerré los ojos y soplé. Soplé pensando en él y en no separarme de su lado nunca.




Ojalá. 

Comentarios

Poesía entrópica