Como poder, podría.

Me podría quedar estancada en sus labios
porque cada vez que los beso es un viaje si retorno a cualquier taza de café.

Me podría quedar estancada en sus ojos,
porque tienen los puntitos que le falta al cielo cuando no hay estrellas.

Me podría quedar estancada en su barba,
porque es el bosque más denso y mágico que nunca han tocado mis dedos.

Me podría quedar estancada en sus brazos,
porque son la mejor almohada que nunca se ha vendido en tiendas de colchón.

Me podría quedar estancada en su cuello,
en sus párpados,
en sus pupilas,
en su clavícula o en su pecho.

Me podría quedar estancada en su voz,
en los lunares que tiene entre los costados de la piel,
en los pliegues de su sonrisa
o en cada una de las líneas que llevo dibujadas en su espalda.

Como poder, podría,
pero prefiero disfrutar de todas ellas a la vez
y quedarme estancada sólo en mi vida.



Comentarios

Poesía entrópica