Lo nuestro es algo más que amor

Ayer me encontré con unos chavales que hacia muchísimo tiempo que no veía.
Sentía dentro la alegría y la satisfacción de quien ve a un viejo amigo después de algunos años.
Nos sentamos a comer algo y no sé como empezamos a hablar de temas importantes como el machismo, del hembrismo, el racismo, el comunismo, el capitalismo y la política. Fue una conversación muy intensa en la que los tres oradores argumentamos nuestros diferentes puntos de vista e intentamos contagiar nuestra opinión, siempre desde el respeto y con un tono de voz normal.

Me sentí jodidamente bien. Vi el cambio de los tres años que nos habían separado, tanto en mi forma de pensar como en mi forma de hablar y razonar. Me sentí madura y preparada para enfrentarme a una sociedad llena de personas que no estarán de acuerdo conmigo. Fue una discusión intensa, un ejercicio de explicar y entender a al vez, algo difícil de conseguir en una sociedad como la nuestra donde beber, gritar o imponer tu pensamiento está por encima de compartir opiniones.
Luego, cuando volví a mi vida habitual, vi al amor de mi vida y le conté cómo me había sentido esa tarde. Lo mejor no fue que él me entendiese, si no que más tarde empezamos a hablar, no sé como ni porqué, de la política en general. Cuando le miraba hablando con tanto entusiasmo sobre la economía, cuando le miraba a los ojos cada vez que me dejaba dar mi punto de opinión, entendí porqué estoy enamorada de él. Nuestra atracción, querernos, va mucho más allá de algo físico o sexual. Somos dos personas inteligentes capaces de discutir, no estar de acuerdo en algo, y luego besarnos y hacer el amor como si no hubiese pasado nada.
Y eso me dio más motivos para quererle.












PD: Durante estos días he sentido la necesidad de escribir sobre temas polémicos que me han indignado muchísimo. He descubierto que dar mi opinión acerca de algo hace que se me aclaren más las ideas, me hace ver otros puntos de vista que antes no había considerado. Además, cuando termino de escribir siento un bienestar parecido al de escribir poesía. Por ello, tengo en mente abrir un blog de denuncia social. Lo notificaré dentro de poco. 

Comentarios

  1. Me parece genial que la gente hable de estas cosas, y se dé cuenta que emborracharse o ver la tele son cosas que no te enseñan a ser mejor persona..... ME encataría ver ese blog de denuncia social. Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Poesía entrópica