Hoy 7 veces

Hoy he vuelto a sentir el amor en la piel, 
literalmente, 
y he estallado dos veces sin romperme. 

Hoy he recibido más sonrisas de las habituales, 
un comentario sobre un futuro prometedor, 
y un quid completo de sueños para estrenar. 

Hoy he recuperado las ganas, 
y he andado más ligera que nunca. 
Me he mirado en el espejo y he visto mi cintura, 
mi silueta y mi perfil, 
y me he dicho que tampoco está tan mal. 

Hoy la balanza se ha inclinado hacia el lado bueno, 
mientras que la soledad se ha escondido detrás de la tristeza, 
la pequeña tristeza, 
que no tenía ganas de salir. 

Hoy me he levantado con ganas de bailar, 
con ganas de gritar que estoy amando, amándome y amando la vida más que nunca, 
y que soy libre. 
Libre a medias, 
porque nunca se llega del todo. 

Hoy estoy escribiendo algo que ni es poesía, 
algo que me identifica pero que no se define.
Algo tan yo que da miedo. 

Hoy miro la noche y sólo se me revuelve el estómago al pensar que no voy a dormir entre sus brazos, 
pero me ha vuelto a mirar con el amor en los ojos, 
ha vuelto a susurrarme te quiero sin sentirse obligado a hacerlo, 
y su sonrisa parece haber recuperado el color que tanto echaba de menos. 
 
Y pienso, 
que hoy, 
después de todo,
me he reconciliado con la vida. 



Comentarios

Poesía entrópica