¿Sabes qué es lo que más voy a echar de menos?
Aquellas veces que hacíamos el amor.
Aquellas veces en las que el placer nos consumía y te arañaba la espalda,
tú me comías la boca y me besabas el cuello,
y los dos acabábamos llorando de miedo y de emoción.

¿Cómo se puede querer tanto a alguien?

Voy a echar de menos aquellas veces que hacíamos el amor,
aquellas veces que me mirabas con esos ojos de niño
y me sonreías obligándome a besar cada resquicio de tu vida.
Cuando paseábamos de la mano,
compartíamos música,
llorábamos,
reíamos.
Cuando cocinábamos juntos,
veíamos cualquier película un sábado por la tarde,
o salíamos a comer un domingo de primavera.
Nuestro aniversario,
tus rosas y mis poemas.
Voy a echar de menos todas esas formas que teníamos de querernos,
porque todas eran una manera de hacer el amor al fin y al cabo. .

Asi que explícame cómo voy a vivir ahora
echando de menos mi vida contigo.


Comentarios

Poesía entrópica